En este mes del corazón CESFAM La Esperanza te entrega útiles consejos para cuidar tu salud

Agosto es el mes del corazón y nuestro CESFAM preocupado por la salud de nuestra comunidad, entrega consejos muy útiles para mantener una buena salud cardíaca con el fin de prolongar nuestra vida y mejorar día a día nuestra calidad de vida.


Cuidar el peso y la alimentación

El equilibrio se logra cuando el total de las calorías que se gastan durante el día supera la cantidad de las que se ingieren. Además, hay que preocuparse por mantener un índice de masa corporal por debajo de los 25kh/m2.

En cuanto a la alimentación, la correcta ingesta de mineralesvitaminas y ácidos grasos se logra incluyendo en nuestra dieta pescados y carnes magras, junto con frutos secos, lácteos descremados, frutas, verduras y legumbres.


Controlar el colesterol y la glucosa

El exceso de colesterol en el organismo es muy peligroso, ya que se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos y obstruye el correcto flujo de sangre. Si los resultados del colesterol superan los 200 mg/dl y la glicemia es superior a 100 mg/dl es necesario consultar con un médico especialista.


Dormir bien

Mantener un sueño de al menos 8 horas diarias permite reponer la cantidad necesaria de energía, evitando así el consumo de estimulantes o exceso de cafeína para mantenerse productivo durante todo el día.


Mantenerse activo

Como todo músculo, el corazón necesita ejercitarse de vez en cuando. Por eso, es recomendado realizar al menos 150 minutos de actividad física aeróbica a la semana, lo que mejora la circulación sanguínea y la dilatación de las arterias. Además, reduce el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre, disminuyendo así la presión arterial.


Controlar el estrés y la ansiedad

Es importante desconectarse y generar espacios de relajo. Actividades como el Yoga u otros ejercicios pueden resultar de gran utilidad.


Controlar la presión 

Chequear constantemente la presión arterial es de suma importancia, ya que la hipertensión suele ser asintomática, es decir, no presenta síntomas. Los niveles de una persona sana están por debajo los 140/9′ mm Hg. Disminuir el consumo de sal resulta muy útil al momento de cuidar la presión arterial.


No Fumar

Consumir un cigarrillo diario aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o cerebral, ya que el tabaco reduce la cantidad de oxígeno en la sangre. Además, estrecha y endurece la capa interna de las arterias,  por lo que la presión arterial aumenta.


Disminuir el consumo de alcohol y otras sustancias

Muchas sustancias afectan el funcionamiento de muchos órganos al mezclarse con la sangre. Por ejemplo, la cocaína produce la contracción de los vasos sanguíneos, lo que puede causar un infarto.

Otra droga muy usada entre los hombres es el Sidenafil, medicamento empleado para provocar una erección. Al ser un vasodilatador y produce taquicardia, por lo que puede causar hipotensión, es decir, presión muy baja.


Chequearse a tiempo

Se calcula que más de la mitad de quienes mueren repentinamente por afecciones al corazón, no sabían que tenían un problema cardíaco. En general, después de los 40 años se recomienda un control anual y la realización de exámenes de glicemia y colesterol, además de la medición del peso y la talla, para prevenir la obesidad.

Cuando existen otros factores de riesgo como el tabaquismodiabeteshipertensión y/o antecedentes familiares de enfermedad coronaria, estos chequeos deberían realizarse con mayor periodicidad.


Controlar la diabetes

Hay que tener especial cuidado con esta enfermedad, más aún si existen antecedentes familiares, se tiene sobrepeso u obesidad. La diabetes puede provocar alteraciones de carácter grave en el corazónriñonesvisión y extremidades inferiores.