Nuestra Comuna


EL ORIGEN DE NUESTRA COMUNA

El primer registro que se tiene noticia de Peumo es un mapa a mano alzada, del siglo XVIII, ya que, registra la ubicación de la Villa Santa Cruz de Triana, Rancagua fundada en 1743, es anónimo y que se encuentra en el Archivo Nacional. En esa época los mapas muchas veces eran elaborados por los misioneros que viajaban por el Reino de Chile y registraban lugares geográficos con símbolos simplificados, si aludían a bosques eran dibujados pequeños árboles, los ríos como líneas serpenteantes que caían al mar, los cerros. En el mapa en su extremo superior derecho encontramos un dibujo parecen pequeñas casitas, sin embargo, hacen referencia a las Doctrinas de Indios que existían y se visualiza el nombre “PEOMO”, junto a ello, hay una pequeña figura que hace referencia a una capilla, rodeada de vegetación y cercada por las aguas del Río Cachapoal y unos cerros.
Posteriormente encontramos un mapa del siglo XIX, 1863, en donde se registra el camino que venía desde Rancagua a Peumo, en él podemos identificar cerros, y algunas localidades, como: Lo Miranda, Doñihue, Coltauco, Idahue y algunos pasos. Su autor es Enrique Tequier.

Las tierras donde se emplaza en la actualidad la comuna de Peumo fueron parte de la Hacienda Alhué, entregada por Pedro de Valdivia a Inés de Suárez, y abarcaba desde Melipilla a Peumo. Estas tierras en el año 1664 pasaron a formar parte de los territorios del Marqués de Villapalma y su familia, los que impulsaron el desarrollo de actividades agrícolas e industriales para exportación durante la colonia. Cabe destacar que por la presencia de población aborigen en la zona la localidad de Peumo en aquella época era considerada reducto indígena e incluso en el contrato de cesión que hace Palma con las autoridades se le ordena que respete las tierras y aldeas de los “promaucaes” que habitan en el área.
La vida prosperó en el las tierras del Marqués y su familia, a mediados del siglo XVIII una comisión dictó el decreto que daba a Peumo la calidad de Villa. Posteriormente Ambrosio O’higgins a fines del mismo siglo siguiendo su política de fundaciones da orden de que se construyan, conforme las disposiciones de los centros poblados con jerarquía, cuartel de policía y juzgados.

Posteriormente destaca la figura de un descendiente del Marqués de Villapalma, Don Martín Calvo Encalada que fue figura de los acontecimientos del proceso de Independencia del país. En la Constitución de 1824 Peumo figura como parte de Provincia de Santiago, dentro de la Delegación de Rancagua, con el rango de subdelegación o villa.

En 1874 es ratificado el rango de Peumo como ciudad, antecedentes de lo que se establece más tarde como división administrativa municipal.

La comuna desde siempre ha estado ligada a los indígenas del centro del país siendo esta una de las zonas de más antiguo establecimiento aborigen del territorio nacional, que después fue ocupada por los españoles que comenzaron el proceso de establecimiento de ciudades y pueblos mediante encomiendas, mercedes de tierra y sucesiones.

La historia de Peumo se construye en torno a la convivencia pacífica de los pueblos que conforman nuestro país y que dieron pie al desarrollo de una cultura campesina tradicional e histórica, de carácter mestizo y pacífica, típica de la zona central del país, en donde resaltan algunas familias con trascendencia en la clase dirigente de la nación.

Como una forma de arraigo y para dar un punto inicial a la comuna de Peumo como unidad administrativa en territorios con larga data de ocupación, se estableció el día 9 de junio como aniversario municipal, aunque la fecha con mayor trascendencia y referentes históricos es el 5 de enero, porque ese día en el año 1793 se le concede el carácter de villa al territorio comprendido por la comuna actual.